Hoy queremos hablaros sobre la reincorporación laboral después de pasar por un cáncer, de cabeza y cuello y su posterior recuperación ,ya que hemos visto que un tema que os interesa bastante y del cual hay bastante desinformación.Os vamos a tratar de contar un poco desde mi experiencia personal como mujer laringectomizada.

Mi nombre es Isabel y estoy operada de cáncer de laringe desde el año 2018, tengo una laringectomía total y soy portadora de una prótesis fonatoria. En el momento de mi diagnóstico yo trabajaba y ocupaba un puesto de responsabilidad en una empresa dedicada a la restauración, por lo que mi voz era parte esencial en el desarrollo de mi trabajo, contacto directo con el cliente,proveedores, encargada de un equipo, por lo que después de sufrir el impacto tan terrible de tener cáncer y de las secuelas que van a quedarte, tienes que enfrentarte al miedo de no saber que va a suceder con tu vida laboral y profesional después de la operación y con su posterior recuperación, incluyendo en la gran mayoría de los casos un tratamiento de radioterapia.

Si quiero deciros que yo en todo momento mantuve el firme propósito de volver a trabajar aún sin saber como me iba a recuperar y si iba a poder ser posible ni en que momento podría hacerlo, pero no por ello deje de pensarlo.

Yo creo que una vez alcanzado un nivel de recuperación y voz aceptable, y vemos que van desapareciendo las mayores dificultades es cuando deberíamos empezar a plantearnos volver a nuestra vida laboral si es lo que queremos, porque no todos podemos, debido a que nuestra recuperación no lo permite ,incorporarnos a ello. Pero si queremos y podemos volver a trabajar debemos intentarlo, y os lo cuento dentro de mi experiencia personal.

La baja médica normalmente nos permite estar durante 12 o 18 meses recuperándonos, tiempo que en la mayoría de los casos es suficiente, es después de ese tiempo, si no pides el alta, cuando el INSS tramita nuestra incapacidad total o absoluta, que en casi el 100% de los pacientes es absoluta, aunque se dan casos de que dan la total, pero son los mínimos.

La información que llega a los pacientes una vez que se preguntan ¿y si quiero trabajar que hago? es muy escasa, en la mayoría de los casos lo que te dicen cuando acudes a asesorarte es “pide la discapacidad” “pide la incapacidad” y es terrible porque de repente sientes que no sabes que vas a hacer, yo tenía 51 años, mi hijo ya mayor, que iba a hacer a partir de ese momento? quedarme en casa? todo ocio? y mi vida profesional?. Mi experiencia personal es que si nos encontramos bien debemos intentar, si podemos recuperar nuestra vida laboral y con ella las relaciones sociales y profesionales que se pierden durante el tiempo de baja médica, y os puedo decir que si se puede volver,para mi fue vital en mi recuperación, me ayudo mucho mis ganas de recuperar mi vida y de esa manera llegar a normalizarla, dejar atrás parte de todo ese miedo y soledad que has estado sintiendo tras el impacto del cáncer y de una laringectomía, yo en todo momento me sentí muy apoyada por todo mi entorno, ante mi deseo de volver a trabajar, incluso mi jefe me decía que me diera prisa que había mucho que hacer, y eso también ayuda para que olvides tu nueva voz, el impacto de respirar por el cuello.

Es importante destacar que podemos tener una discapacidad reconocida,que nos reconocen por las secuelas que padecemos, y recuperar nuestra vida laboral sin problema, algo que además beneficia a las empresas porque reciben ayudas por tener un trabajador con discapacidad, y que aun cuando se tiene la incapacidad absoluta,si en algún momento queremos desarrollar algún tema laboral el INSS (si lo solicitas) permite realizar colaboraciones laborables,siempre y cuando no se exceda mensualmente una cuantía económica determinada,creo que es muy importante asesorar a aquellas personas que quieran volver a trabajar, y informarles de las diferentes alternativas, diferenciar discapacidad de incapacidad , las asociaciones de pacientes principalmente ,tienen la oportunidad de informar de que hay vida después de un cáncer de las características del que hemos padecido,es cierto que no en todos los casos se puede, pero si informar fehacientemente a todas aquellas mujeres y pacientes que no saben que hacer y se plantean volver a trabajar, y en algunos casos no saben muy bien como enfrentarse a ello,la decisión de volver a estar en activo demostrando que podemos volver a participar en nuestra vida profesional es una decisión a la que no deberíamos renunciar y menos por falta de información. Para mí fue vital querer volver a trabajar, me ayudo a avanzar y a dejar atrás todo el dolor que sentía por lo que había pasado,durante un tiempo la enfermedad nos freno,pero pasado ese momento si te encuentras bien no hay nada que nos impida volver a hacer lo mismo que hacíamos antes de (en mi caso una laringectomía total. Psicológicamente necesitamos llegar al la normalización de nuestra vida con el convencimiento de que volvemos a ser activas laboralmente. Por lo que si en algún momento queréis recuperar vuestra vida laboral y tenéis preguntas no dudéis en preguntarnos .

Un abrazo